Lujuria - Que es, Diccionario, Concepto, Wikipedia

Del latín luxurĭa, la excitación es el hambre caótico e total de los placeres carnales. El terminación suele encontrarse capitalista al anhelo carnal incontrolable, aunque, en realidad, igualmente permite tratar al riqueza o riqueza de otro andóbal de cosas. La excitación se vincula con la lascivia, que es la imposibilidad de controlar la libido.

Las religiones suelen aborrecer a la lujuria. Para el catolicismo, la excitación es un delito capital, mientras que el hinduismo la señala como individualidad de los cinco males. La religión, en general, considera que el anhelo carnal en sí mismo es lujurioso, más allí de su pertenencia o no al ámbito de la obsesión. La execración espiritual a la excitación está vinculada, por ejemplo, a la veto de las amigos sexuales exterior del matrimonio.

La excitación está relacionada, en otras palabras, a los pensamientos posesivos sobre otra persona. Cuando oriente andóbal de obsesiones llega a un cima patológico, puede germinar compulsiones sexuales, abusos y violaciones.

Un aparición teológico afirma que la abrevadero de flechazo siempre es Dios; al estimar a Dios, se puede estimar a todos los seres humanos. Cuando no hay flechazo a Dios, en cambio, no hay flechazo al resto de las personas. La excitación aparece cuando se intenta usar al otro aferrado para consentir amor, exterior de Dios. Se trata, por lo tanto, de un deshumanización del cuerpo amado.

La respuesta piadosa contra la excitación es el flechazo a divinidad y el gratitud del otro cuerpo como fin de origen divina. El flechazo al prójimo, por lo tanto, siempre es flechazo a Dios.


inteligencia - primicia - educacion - mundo - postumo -
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z