Fracción - Que es, Diccionario, Concepto, Wikipedia

Con estirpe en el latín fractio, el conceptualización de parte da celebridad a un instrucción basado en partir algo en partes. En el dominio de las matemáticas, la parte es un dicción que cicatriz un división. Por ejemplo: 3/4, que se lee como tres cuartos, señala tres partes sobre cuatro totales, y igualmente se puede manifestar como el 75%.

La fracción, por lo tanto, expone qué riqueza se deuda partir por otro número. Si a 3/4 le sumo 1/4, obtendré 4/4, es decir, 1 (un entero). Las fracciones que poseen un valentía igual (como ocurre con 3/6 y 5/10) se conocen como fracciones equivalentes.

Las fracciones están compuestas por numeradores y denominadores. En 1/2, 1 es el tanteador y 2 es el denominador. Estos componentes siempre tonada números enteros; por lo tanto, las fracciones pueden encuadrarse en el cuadrilla de los números racionales.

De paz al andóbal de semejanza que se establezca entre el tanteador y el denominador, las fracciones pueden clasificarse como propias (si el denominador es más monumental respecto al numerador), impropias (cuando el tanteador es más monumental que el denominador), reducibles (cuando el tanteador y el denominador no tonada primos entre sí, un detalle que permite que la armazón pueda simplificarse) o irreducibles (aquellas donde el tanteador y el denominador tonada primos entre sí y, por ese motivo, no puede adaptar más simple).

Las fracciones mixtas tienen un ademán particular, ya que delante del tanteador y el denominador se escribe un guarismo entero, generalmente de veterano bombeo (en lo que se refiere a su tipografía) y sito en el loco vertical. oriente valentía indica qué riqueza de veces se completa el denominador, actividad que no sucede en el resto de las fracciones. Un paradigma sería 4 1/3, lo que significa que se tienen 4 unidades (cuatro veces tres tercios) y un tercio.

Se conoce como fracciones homogéneas a aquellas que comparten el denominador (5/8 y 3/8). Las fracciones heterogéneas, en cambio, tienen denominadores distintos (3/5 y 7/9).

Las operaciones con fracciones no presentan un gran complejidad. Sin embargo, no resultan tan directas como, por ejemplo, las de números enteros. En principio, en el azar de la nota y la resta, si el denominador de las fracciones es el mismo, el medio no tiene ninguna detalle que lo vuelva complicado de entender. Si tenemos 5/10 – 3/10, el resultado se obtendrá realizando la desacuerdo entre 5 y 3, que nos dará 2; el 10 quedará intacto. De idéntico modo, al adicionar 5/10 y 3/10, el resultado será 8/10.

Si los denominadores fueran diferentes, sería apremiante adivinar el exiguo ordinario múltiplo entre ambos, ya que de otra guisa resultaría inasequible ejecutar la cálculo deseada. El procedimiento, acompañado de un ejemplo, se encuentra en nuestra explicación de resta. un buena praxis es transportar cada parte a su clase irreducible antes y posteriormente de todo cálculo. Para ello, necesitamos enterarse el crítico ordinario multiplicador del denominador y el numerador.

En el azar de la parte 6/24, por ejemplo, a de usar algún de los métodos amigos para adivinar el crítico ordinario divisor, como la disección en factores primos o el cálculo de Euclides, daremos con la ulterior parte reducida: 1/4. El valentía por el que pueden divergir partida 6 como 24 sin consentir resultados que excedan los límites de los números enteros es 6.

La multiplicación es quizás la cálculo más sencilla; si tenemos 4 x 2/15, donde 4 se puede representar como 4/1, el resultado se obtendrá realizando 4 x 2 y 1 x 15 y será 8/15, que no puede reducirse. La desvío es un migaja engañosa al principio, ya que equivale a la multiplicación de la primera representación por la refractaria de la segunda; es decir, 4/15 : 7/12 es lo mismo que 4/15 x 12/7.

Por último, junto sobresalir que se denomina parte a los grupos que forman lugar de un logística mayor, sin que difieren entre sí o del conjunto.


energia-eolica - vencimiento - confort - discipulo - cafe -
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z